El PP de Altea denuncia una vez más lo que parece que se va a convertir en una práctica común durante esta legislatura, la adjudicación de contratos a familiares o ex concejales. “Si hace unos meses ya denunciamos el trato de favor al padre del Concejal de Escena urbana nos encontramos con la sorpresa de que ahora al Alcalde, Jaume Llinares, ha troceado el contrato de climatización de los edificios municipales, valorado en 29.400€, para adjudicar de nuevo una parte del mismo al padre de Roque Ferrer.” Ha informado el Portavoz del Grupo Municipal Popular de Altea, Pedro Barber. More >