ALTEADIARIO 26/01/2010

La Plataforma cívica “Ya está bien, no al catastrazo”, presentará hoy en el Registro del Ayuntamiento de Altea más de dos mil firmas solicitando la retirada y anulación del “catastrazo”. Las firmas, que se han ido recogiendo a lo largo de las últimas semanas van dirigidas al Ayuntamiento de Altea, como impulsor de la subida de los valores catastrales, y expresan el “desacuerdo y rechazo” de los vecinos con la medida, por “inoportuna, injustificada y abusiva”. El portavoz de la Plataforma, Salvador Sanchis Tasa, ha recordado que los valores catastrales, que han experimentado una subida media del 200 % en Altea, son la referencia fiscal que se utiliza para el cálculo de numerosos impuestos, tanto municipales, como autonómicos y estatales, y que por tanto, los vecinos vamos a padecer dicha subida en los próximos años. De hecho, los nuevos valores ya se están aplicando a los impuestos que gravan las compraventas, herencias y transmisiones en general, con subidas del 50 %, que se irán incrementando paulatinamente. La repercusión en la renta del 2010, será del 200 % de media en los inmuebles, salvo las viviendas habituales, que no tributan, y el IBI ya ha iniciado su escalada hasta el 2018, que será el último año en el que se apliquen las bonificaciones legales. Sanchis ha recalcado la inoportunidadde esta abusiva subida de impuestos a los residentes en Altea, que llega en plena crisis económica, así como la “falta de justificación” de los “exagerados”  valores catastrales que se han dado al municipio, y que colocan a Altea en el municipio más caro de la provincia, desde un punto de vista fiscal.
 
Las firmas expresan el “desacuerdo y rechazo” de los vecinos a la subida de los valores catastrales por considerarla “inoportuna, injustificada y abusiva”.
 
Salvador Sanchis ha agradecido las muestras de apoyo de los vecinos, a la vez que ha denunciado la falta de sensibilidad de las autoridades municipales, así como de la Gerencia Catastral, que han actuado y siguen actuando de espaldas a los ciudadanos, con la única finalidad de recaudar más.