06/09/2010

Una vez más tenemos que lamentar que, por la falta de capacidad del equipo de Gobierno Socialista que preside Andrés Ripoll,  Altea deja escapar parte de una cantidad que nos corresponde, a través en esta ocasión del segundo Plan E subvencionado por el Estado.

Si en su día ya denunciamos que en el primer Plan E, por la dejadez y la irresponsabilidad de este equipo de gobierno, perdonamos una cantidad que rondaba los 200.000€ de un Plan de inversión que establecía las cantidades a percibir por cada ciudad en función de su número de habitantes, ahora  su total despreocupación vuelve a producir una nueva carga a las ya castigadas arcas de este Ayuntamiento.

A partir de nuestra denuncia de esta situación en el primer fondo estatal, el ocultismo no sólo en las obras a realizar, sino en las adjudicaciones que el equipo  de gobierno realiza, es algo sin precedentes. Pero en este caso concreto, se han visto obligados a realizar un acuerdo de Junta de Gobierno Local  para rehusar a las cantidades correspondientes a la realización del proyecto y dirección de obra para la pista polideportiva en el colegio público de Altea La Vella por importe de 8.418,99€, al haber incumplido las formas previstas en la adjudicación, cantidad que ahora tendría que asumir el Ayuntamiento de Altea.

Ahora se ven en la obligación de solicitar al Ministerio que se solucione y asuma el error provocado por nuestros gobernantes haciendo encajes de bolillos.

Todas estas desafortunadas actuaciones, responsabilidad de un equipo de gobierno que parece preocuparse bien poco de que sus errores los tengan que pagar los ciudadanos, parecen ser la “otra forma de gobernar” que predicaban Andrés Ripoll  y Eloy Hidalgo, responsable del caos económico generado en este Ayuntamiento.

Tan sólo hace unos días pretendieron montar un espectáculo con la retirada de  la fuente para el desfile festero por unos 5.000€, cuando sólo con haberse preocupado por trabajar, les hubiera sobrado con esta cantidad a la que se han visto obligados a renunciar por su incapacidad de gestión.

Afortunadamente la legislatura está al final de su etapa y, aunque no cabe duda de que en la recta final tratarán de manipular las informaciones para seguir manteniendo sus tremendos sueldos, esperamos que los ciudadanos tomen nota de la dejadez y la despreocupación total de las obligaciones contraídas.

Anabel Zaragoza Llorens

Portavoz Grupo Municipal Popular