01/07/2010

Se aprueba, en la sesión extraordinaria celebrada esta misma tarde, la propuesta de reducción de gasto presentada por PP, Paca Sevila y Carolina Punset, a pesar de la negativa de PSOE y Bloc.

 Esta misma tarde se celebraba la Sesión Plenaria con carácter Extraordinario solicitada el pasado 17 de Junio por los nueve concejales del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Altea y la concejal no adscrita, Paca Sevila.

Finalmente, y tras la votación de distintas enmiendas a la moción original, ha salido adelante la propuesta presentada a este mismo pleno por el Grupo Municipal PP, Paca Sevila y el Grupo Mixto-CIPAL, con lo votos en contra de los 8 representantes del Grupo Municipal Socialista y los dos concejales del Grupo Bloc-Verds.

El acuerdo plenario aprobado recoge, entre las distintas medidas de reducción del gasto municipal, la reducción de un 20% del número de concejales liberados con dedicación exclusiva que pasarían de 12 a 10 suprimiendo uno de la oposición y otro del equipo de gobierno, la reducción de un 7% de los salarios de alcaldes y concejales  liberados con dedicaciones exclusivas o de un 7% de las dietas y asignaciones de los concejales no liberados por asistencias y presidencias a comisiones informativas y plenos. Se rebajarán asimismo en un 7% las asignaciones a los grupos políticos municipales y en un 5% el salario al personal eventual de este Ayuntamiento.

Tras una tensa sesión, en la que los representantes socialistas y del Bloc se han mostrado en todo momento contrarios a estos acuerdos, presentando propuestas alternativas, se ha adoptado por mayoría un acuerdo en el que consideramos que se ha convertido en fundamental predicar con el ejemplo. Si los funcionarios han visto reducido su sueldo en un 5% y hay necesidad de recortar el gasto corriente, los políticos no podemos ni debemos permanecer al margen de este esfuerzo colectivo por sanear las cuentas de nuestro pueblo.

Los representantes de PP, CIPAL e Independiente a través de este acuerdo instan además a Andrés Ripoll a reducir los gastos superfluos en el próximo Presupuesto Municipal y a rescindir diversos de los contratos de asesoramiento externo firmados durante esta legislatura.

Finalmente, el acuerdo exige realizar en el plazo máximo de tres meses una serie de estudios sobre la situación económico- financiera del Ayuntamiento, así como la aprobación inmediata del Presupuesto Municipal correspondiente al año 2010.

Grupo Municipal Popular