18/06/2010

La Residencia “Les Boqueres” puede verse obligada a cerrar sus puertas por la nefasta gestión de Andrés Ripoll.

 Esta mañana, Miguel Ortiz realizaba, en la Sede Local del Partido Popular en Altea, balance de los tres años de gobierno socialista en Altea desde que Andrés Ripoll accediera a la Alcaldía el 16 de Junio de 2007.

El dirigente popular ha calificado de “nefasta” la gestión del alcalde socialista “que está poniendo en peligro el futuro de Altea y de nuestro progreso”, explicando que buen ejemplo de ello es que la caótica situación económica de este Ayuntamiento ha provocado que todavía no se conozca la liquidación del año 2009, escondida en un cajón por la gravedad de la situación. A estas alturas de año, seguimos tener noticia alguna del Presupuesto para el 2010. Mientras, se ha aumentado la deuda un 50%, se ha triplicado la deuda con los bancos, se ha gastado en un año el canon de la concesión del servicio de agua para los próximos 20, se han subido todos los impuestos, se han aumentado las tasas, se ha llevado adelante el catastrazo… el consistorio alteano ingresa más dinero que nunca y aumenta sin cesar su nivel de gasto. Los alteanos sufren la crisis el doble que cualquier otro español.

Tras tres años de gobierno, de ocultismo y de falta de transparencia, nadie sabe nada de la promesa socialista de revisión del PGOU, ni del PERI de Altea la Vella, a pesar de ser dos iniciativas contratadas a técnicos externos, lo cual aumenta todavía más nuestro gasto. La única realidad es que el símbolo de la política urbanística de Andrés Ripoll y Verónica López será “la cantera” de la Sierra.

Pero lo que quizá es todavía más llamativo es que todo este caos se ve claramente reflejado también en su gestión de la principal bandera socialista en Altea, los servicios sociales. El PSOE en Altea no sólo no ha invertido ni un solo euro en servicios sociales, sino que además está poniendo en peligro los proyectos existentes como la residencia de la tercera edad “Les Boqueres” o el CEAM por su incapacidad para mantenerlos, llegando a tener una deuda con los mismos de 875.000€.

Ortiz anunciaba la predisposición del Partido Popular para llegar acuerdos que solucionen la actual situación y propuso la aplicación inmediata de dos medidas de emergencia. Por un lado, la aprobación en los próximos días de un presupuesto para este año 2010 que adapte a este Ayuntamiento a la realidad que viven los ciudadanos y, por otro, sacar adelante un Plan de Viabilidad para la Residencia Les Boqueres, ya que el consistorio le adeuda ya las cantidades relativas los años 2008, 2009 y 2010.

El dirigente popular ha propuesto además que antes de acabar el año se llegue a un consenso con respecto a la redacción de un Plan Presupuestario para el 2011, teniendo en cuenta que se trata de un año electoral y que participará de dos legislaturas distintas, por lo que se hace importante el acuerdo entre las diferentes fuerzas políticas con representación en este Ayuntamiento. De la misma manera, desde el PP se considera prioritaria la revisión en este tiempo del Plan General de Ordenación Urbana, para que éste sirva como instrumento dinamizador que sea capaz de volver a ilusionar a nuestros empresarios y emprendedores.

            Grupo Municipal Popular

            Ayuntamiento de Altea