28/01/2009

El PSOE alteano saca adelante una nueva subida de impuestos.

    En la sesión plenaria celebrada esta misma mañana por el Ayuntamiento de Altea se han aprobado las nuevas ordenanzas fiscales que regularán las tasas para el abastecimiento del agua y el alcantarillado propuestas por Andrés Ripoll y que suponen una nueva subida de impuestos a los alteanos.

Tras haber subido a lo largo de esta legislatura los recibos del IBI, de Vehículos y haber llevado adelante el catastrazo, el desmesurado afán recaudatorio del partido socialista en Altea ha llevado al Alcalde, Andrés Ripoll, a aprobar ahora una subida de los recibos del agua sangrando todavía más los bolsillos de los ciudadanos.

Desde el Partido popular siempre hemos estado radicalmente en contra de estas subidas de impuestos, más si cabe, en la época de crisis económica en la que nos encontramos y que están sufriendo todos los alteanos. Sin embargo, la obsesión del partido socialista en recaudar a costa de los alteanos ha llevado a Andrés Ripoll a proponer de nuevo una subida de las tasas de agua y alcantarillado que el mismo PSOE ya votó en contra en Junio del año 2009 haciendo gala de una incoherencia inexplicable.

La voluntad y el afán recaudatorio del Sr. Alcalde es tan evidente que se debe poner de manifiesto que en estas ordenanzas no respeta las condiciones que establece la Comisión de Precios de la Generalitat Valenciana (los 4.000.000 de euros no debían repercutirse en la tarifa, se duplica el canon que financia las inversiones, y se sobrepasa un 10% el beneficio que se debería obtener con la compra de agua). Si el Alcalde respetase estas condiciones, no subirían los tributos.

            El desesperado intento del partido socialista de culpabilizar al PP de la subida del agua durante la sesión plenaria carece de sentido y supone una gravísima irresponsabilidad, además de una muestra más de la permanente intención del Alcalde, Andrés Ripoll, de engañar y confundir a los alteanos.

            Es, una vez más, el partido socialista el que propone está subida de tributos voluntariamente. Prueba de ello es que el recibo del agua no subió durante el gobierno del PP, que no ha subido durante esta legislatura, a pesar de que la empresa adjudicataria ya lleva meses prestando el servicio, y que no subiría si no fuera por la voluntad de este Alcalde y de los concejales socialistas.

Grupo Municipal Popular.