17/03/2009

Durante dos años consecutivos el equipo de gobierno socialista ha ido reduciendo la partida presupuestaria destinada a subvencionar la adquisición de libros de texto, ayuda dirigida a una gran parte de familias alteanas, para poder soportar los gastos que supone dicha compra al inicio de curso.

Hemos pasado de los 90.000€ que destinaba el Partido Popular en el año 2007 a 50.000€ que destina el equipo de gobierno socialista en el 2009. Desde el grupo municipal popular se ha  insistido en infinidad de ocasiones en que se mantuviera nuestro plan de subvenciones destinadas a la mejora de la educación en Altea.

Cuando por primera vez el equipo de gobierno del Partido Popular de legislaturas anteriores incorporó a los presupuestos la partida correspondiente para poder financiar los libros de texto en cada curso escolar, anunciamos que era un plan en el que se irían incorporando progresivamente nuevos cursos y enseñanzas. Por eso mismo, iniciamos dicho plan subvencionando tanto a los alumnos de Infantil como de Primaria, y posteriormente el Primer Ciclo de la ESO, y después el Segundo Ciclo de la ESO. Nuestra intención era seguir ampliando estas ayudas a los alumnos de Bachillerato, Ciclos Formativos y otras enseñanzas.

A pesar de nuestros esfuerzos por convencer a Andrés Ripoll y su concejal de Hacienda de la necesidad de llegar a una completa gratuidad de los libros de texto, sobre todo en estos momentos de crisis con grandes dificultades económicas en casi todos los hogares alteanos, han hecho caso omiso y sin preocuparles lo más mínimo siguen reduciendo dicha subvención.

Pero todavía es peor tener que recordar los escritos como en el que el ahora concejal de Hacienda, Eloy Hidalgo, siendo secretario de política municipal y medios de comunicación del PSOE de Altea, se atrevía a criticar las subvenciones de las que estamos hablando y decía “que el alumno de Bachillerato debe ser apoyado pues no podemos permitir que por motivos económicos haya jóvenes que no puedan continuar sus estudios”. Que distinto piensa ahora, que  teniendo la responsabilidad de gobernar, ha cambiado su discurso y en vez de seguir con la política de ayudas, lo único que hace  año tras años  es recortar las subvenciones y alejarse cada vez más de los problemas de los ciudadanos.

La incoherencia de este gobierno socialista y de sus concejales les lleva  decir una cosa cuando no gobernaban y ahora hacer justo lo contrario. Se sigue poniendo de manifiesto lo insolidarios que son los presupuestos el equipo de gobierno socialista para el año 2009.

Mari Pepa Rostoll

Portavoz Adjunta Grupo Municipal Popular