13/12/2008

De nuevo Altea se encuentra ante la posibilidad de que la próxima adjudicación de un expediente en este Ayuntamiento se convierta en otro pelotazo del equipo de gobierno de Andrés Ripoll, como ya viene siendo habitual. Los procesos de adjudicación de la Auditoría y del Servicio de Ayuda a Domicilio estuvieron plagados de irregularidades desde su inicio. Así como el intento de adjudicar el Servicio de agua potable y red de saneamiento que afortunadamente se desmontó gracias a los grupos dela oposición.

            Parece que el resultado de esta adjudicación no convence al equipo de gobierno que, una vez firmado el contrato y a pesar de haber ingresado los cuatro millones de euros del canon, ha venido realizando todo tipo de movimientos con el fin de que la empresa que ellos defendieron pueda ganar el concurso judicialmente. El empeño llega a tal punto que no les importa gastar de forma injustificable 180.000€ de los ciudadanos de Altea en abogados y asesores si es necesario para conseguir este objetivo.

            El equipo de gobierno socialista no muestra ningún respeto ni por el gasto que se va generar ni por la propia institución que dirige como demuestran hechos tan significativos como que las bases que rigen esta adjudicación de la nueva “Asesoría jurídica externa” se han modificado ya dos veces diseñando unos factores de puntuación a la medida de la empresa que previsiblemente será la adjudicataria o que el órgano que contratará, al igual que en el caso de la auditoría o del SAD, será la Junta de Gobierno donde no hay representación de la oposición.

            A Andrés Ripoll y a sus concejales no les importa lo más mínimo la situación económica de este Ayuntamiento cuando se trata de despilfarrar dinero para gastos como sueldos, teléfonos, viajes… o ahora de contratar una asesoría jurídica externa cuando ya hay en plantilla seis letrados además de un contratado externo, lo que es inaudito.

            Es sorprendente y sospechoso que la Alcaldesa en funciones, Verónica López, hable al referirse a este proceso en singular aludiendo a que “ese buffet está especializado en asesoramiento a Ayuntamientos”, cuando se han presentado dos empresas al proceso. Igualmente curioso resulta el hecho de que sólo hayan sido dos las empresas presentadas a un procedimiento de estas características y por el importe que supone. Una de ellas, de reconocido prestigio a nivel nacional, como PricewaterhouseCoopers, que no aporta inicialmente toda la documentación requerida, y ACAL Asesores y Consultores de la Administración Local, a la que parece que este equipo de gobierno pretende adjudicar el contrato.

            Curiosamente esta empresa presta sus servicios de asesoramiento en diversos municipios de los que la gran mayoría tienen adjudicado el servicio de agua potable a la empresa AQUALIA, empresa por la que apostó el equipo de gobierno en Altea. Pero aún resulta más sospechoso que en situaciones como en Villena con un servicio de Agua Potable adjudicado en el año 2004, con un gobierno del PSOE en coalición (situación que vive ahora nuestro municipio) esta empresa defendió al Ayuntamiento frente a una denuncia de AQUALIA que acabó ganado AQUALIA.

            Desde el Partido Popular nos preguntamos qué interés puede tener este equipo de gobierno en contratar ahora este servicio y a esta empresa, muy poco integrada en la provincia de Alicante y que no trabaja en las comarcas más cercanas a nuestro municipio. La única realidad es que Andrés Ripoll y sus concejales siguen manejando de una forma burda las adjudicaciones de expedientes en su propio interés político sin preocuparse por los intereses de los ciudadanos sino en beneficiar a unos pocos.

            Desde el Partido Popular seguiremos de cerca este y otros temas que parecen sospechosos y el gobierno socialista maneja a su antojo con todos los medios de que disponemos. No estamos dispuestos a que el equipo de Andrés Ripoll siga `perjudicando a los ciudadanos y al pueblo de Altea centrando su trabajo en sus intereses partidistas.

Domingo Berenguer Pérez

Concejal Grupo Municipal Popular

Ayto Altea.