30/12/2008

Frente a la política de austeridad que han puesto en marcha otros Ayuntamientos en sus presupuestos para el año que viene, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Altea continúa con su política de derroche, incrementando los gastos corrientes y endeudando las arcas municipales.

         En esta ocasión el gobierno municipal ha decidido contratar una empresa de consultoría y asistencia técnica para los dos próximos años por un total de 180.000.-€, es decir 30 millones de las antiguas pesetas. Según las bases del pliego de la contratación, la empresa se encargará de la dirección letrada de asuntos municipales en vía jurisdiccional y la consultoría en temas jurídicos y económicos.

         Después de meses denunciando la falta de recursos municipales para justificar su pésima gestión económica, el PSOE continúa por la senda del despilfarro y se permite el lujo de gastar 180.000.-€ en asesoramiento jurídico a pesar de que el Ayuntamiento de Altea cuenta en estos momentos con seis abogados en plantilla, además de otro abogado externo que contrataron a principios de legislatura.

         Por si fuera poco, a principios de diciembre el equipo de gobierno de Altea, sin dar explicación alguna a los grupos de la oposición, recurrió a la contratación “a dedo” de un abogado vinculado al PSOE, para la elaboración de un informe externo “a la carta”, para cuestionar el criterio de los técnicos municipales.

         La nueva contratación que ha puesto en marcha el equipo de gobierno supone un claro menosprecio a la profesionalidad de los técnicos municipales con que cuenta el Ayuntamiento, además de generar en el PP la lógica desconfianza de que podamos estar ante un nuevo proceso de contratación adulterado. El Alcalde debería explicar por qué en época de crisis se derrochan 180.000.-.€ de los contribuyentes en contratar servicios que hasta la fecha han venido realizando funcionarios municipales.   

Anabel Zaragoza     

Portavoz  Grupo Municipal Popular

Ayto Altea