11/12/2008

Una vez más, el equipo de gobierno de Andrés Ripoll se sigue escondiendo en su constante pretensión de falsear la realidad y confundir a la opinión pública.  En esta ocasión, el Concejal de Hacienda, Eloy Hidalgo se atreve a desmentir sin sonrojarse, como ya nos tiene acostumbrados, las manifestaciones del Vicepresidente de la Diputación Provincial de Alicante, Carlos Mazón, en el tema de su nula gestión con respecto a la convocatoria de subvenciones de la institución provincial a través del Plan de Obras y Servicios para el 2009.

            La desfachatez de las declaraciones del concejal Hidalgo, pretendiendo hacer creer a los alteanos que llegó a reunirse con el Diputado de Infraestructuras y éste le comunicó que no se podía presentar a ninguna subvención sólo encuentra justificación en el permanente intento de este concejal de eludir su responsabilidad en la nefasta gestión que están llevando en el Ayuntamiento de Altea.

Desgraciadamente para los alteanos, esto ya no es nada nuevo, el Concejal de Hacienda se está haciendo popular por faltar reiteradamente a la verdad de forma descarada cada vez que se descubre su tremenda dejadez y su nula gestión en cuanto a las convocatorias de subvenciones de otras administraciones. Ya lo intentó, alegando que para pedir la subvención del campo de fútbol de césped artificial de Altea La Vella era imprescindible contar con la iluminación de dicho espacio y que, al no tenerla, Altea no cumplía con las bases de la convocatoria, y ya se demostró en aquel momento que dichas bases recogían explícitamente el plazo para realizar esa adaptación hasta el 2009. Por lo tanto, Altea no pudo acceder a aquella financiación única y exclusivamente por la falta de trabajo y rigor del Sr. Hidalgo.

Ahora, el concejal socialista pretende despistar a los alteanos desmintiendo al Diputado de Infraestructuras, cuando la realidad es que Altea tenía derecho a participar en el Plan de Obras y Servicios de la Diputación de Alicante para el próximo año 2009 y no lo ha hecho por su falta de atención.  Si el Concejal de Hacienda pretende atacar políticamente a la Diputación Provincial, le hubiera sido tan fácil como presentar los proyectos o iniciativas que este equipo de gobierno tiene, si es que existen, y en el caso de haber sido denegadas, haber podido demostrar sus afirmaciones. La verdad es que a este equipo de gobierno les ha vuelto a pasar por delante una subvención sin solicitarla y todas las declaraciones posteriores de Eloy Hidalgo sólo son una huida hacia delante para justificar lo injustificable engañando a los alteanos.

Andrés Ripoll y su equipo de gobierno ni se preocupan por los alteanos, ni tienen proyecto alguno. De nuevo, en vez de reconocer sus errores o al menos guardar silencio, siguen remando hacia atrás sin importarles lo más mínimo el grave perjuicio que están generando a los ciudadanos de Altea con su gestión. No se puede pretender recibir subvenciones y atacar a quien no te las otorga, si ni siquiera se presentan solicitudes a las mismas.

La constancia en sus errores y el permanente interés del Concejal de Hacienda en engañar y manipular a los alteanos escondiendo su falta de atención y trabajo debería suponer que Eloy Hidalgo asuma su responsabilidad y presente la dimisión de su cargo.

Domingo Berenguer Pérez

Concejal Grupo Municipal Popular

Ayto. Altea