04/12/2008

La gestión económica de Andrés Ripoll y Eloy Hidalgo durante su primer año de gobierno se ha caracterizado por un cúmulo de manipulaciones y falsedades, pretendiendo convertir la situación económica de este Ayuntamiento en un constante ataque al Partido Popular.

Una prueba de la torpeza e incapacidad de Eloy Hidalgo y Andrés Ripoll es no haber solicitado la inclusión de Altea en el Plan de Obras y Servicios para el año 2009. Pero lo que quizá sea todavía más grave es el nuevo engaño que suponen las declaraciones del Concejal de Hacienda manifestando que no se ha solicitado por el año de carencia que tienen estos planes de la Diputación Provincial.

Efectivamente, el Plan de Obras y Servicios tiene un período de carencia de un año. Pero ese año para el Ayuntamiento de Altea ya se ha cumplido. La 2ª Fase del Centro Cultural Juvenil se financió a través del Plan de Obras y Servicios del año 2007, lo que nos impedía solicitar subvención alguna del Plan de 2008. Sin embargo, los alteanos tenemos todo el derecho a  participar del Plan de Diputación para el año 2009 y el equipo de gobierno la obligación de solicitar una subvención de hasta 605.000€ para los proyectos de este Ayuntamiento, si es que tienen alguno.

La única realidad es que Eloy Hidalgo y el Alcalde, Andrés Ripoll, no han presentado ninguna solicitud por su dejadez y su incapacidad de gestionar este Ayuntamiento. Lo realmente grave es que se sume a esta falta de gestión el engaño constante a los alteanos pretendiendo justificar su nula gestión. El Concejal de Hacienda miente ahora, de la misma manera que mintió para defender el no haber solicitado la subvención para el campo de fútbol de Altea la Vella. Según las bases de aquella subvención, el Ayuntamiento de Altea podía solicitarla y, según las bases de estas, también. De la misma manera que se han perdido otras subvenciones a las que podíamos optar. Diga lo que diga el Sr. Hidalgo.

Sólo existe un Partido Popular en Alicante, en Altea y en todos los sitios que haga falta esforzarse en trabajar y velar por los intereses de los ciudadanos y que no va a seguir consintiendo más falsedades de concejales más preocupados de su propio interés que por el de los alteanos y su futuro. Las únicas notas que se le puede poner a la gestión de este equipo de gobierno son la desidia, torpeza, dejadez, incapacidad, falta de proyecto y poco trabajo que demuestran día a día en su gestión municipal.

Si el concejal Eloy Hidalgo se preocupara realmente por el interés de los alteanos debería dimitir de su cargo, una vez demostradas su falta de gestión y su continua intención de engañar a los alteanos, mintiendo reiteradamente para poner excusas a  todas las cosas que o no está haciendo, o está haciendo muy mal.

Anabel Zaragoza Llorens

Portavoz Grupo Municipal Popular

Ayto. Altea