Según la edil popular Rocío Gómez “Ya está bien Señor Alcalde de inventarse procedimientos para disfrazar sus ordeno y mando…”Rocío 1

Primero fue un supuesto proceso para colocar al exportavoz del PSOE como gerente de la Pública, después la búsqueda de una nave cuyas características casualmente sólo coincidían con las del exportavoz del Bloc-Compromís y ahora unos “presupuestos participativos” para hacer lo que ya tenían programado y decidido.

Unos presupuestos participativos improvisados, llenos de errores que demuestran la torpeza con la que actúan.

Según Rocío Gómez “propusimos su inclusión con un importe de 75.000 € como alegación a los presupuestos de 2017 el pasado diciembre y fue rechazada, bajo la excusa, según el concejal Pere Lloret, de que no parecía  aceptable dotar una partida insuficiente ya que os tomabais en serio este tema y no queríais que quedara en una medida puramente testimonial.Unos meses después y con sólo 25.000 € más resulta que es totalmente conveniente para seguir con el autobombo con el que ya se caracteriza a este Tripartito. Primera tomadura de pelo.”

No contentos con eso, en vez de dar una auténtica participación y que sean los alteanos los que propongan qué quieren qué se haga,  el Tripartito decide que es lo que tienen que votar los ciudadanos, con cosas que bien por obligación corresponden al ayuntamiento o bien ya está iniciada su tramitación, y que de esas voten qué 3 actuaciones prefieren. Segunda tomadura de pelo.

Primero abren un período corto para votaciones de 9 proyectos, que de repente pasan a ser 12 sin más explicaciones, y que tras ver la escasa participación se ven obligados a ampliar también el plazo de votaciones y el coste para tratar de darle más publicidad. Tercera tomadura de pelo.

Y ahora con cero transparencia nos dicen que ha ganado el proyecto de unir calle Filarmónica con calle Empedrat, casualmente un expediente que ya tenían iniciado hace tiempo y cuyo último decreto era de 8 de septiembre adjudicando ya la realización del proyecto. Cuanta casualidad o cuanta tomadura de pelo junta. Mientras el Tripartito ya ha decidido que ese proyecto lo va a llevar a cabo, le hace ver a los alteanos que ellos son los que lo deciden. Descaradamente nos mienten y manipulan como si fuésemos marionetas que mueven a su antojo.

Pero afortunadamente los alteanos ya no se dejan engañar y de ahí la escasa participación en el proyecto. Jaume Llinares va perdiendo el rumbo con tanto engaño y falta de proyecto.