El pasado 5 de octubre se presentó una querella criminal contra el edil de Compromís

Ante el conocimiento de la querella presentada por el anterior responsable de Recursos Humanos hacia el Concejal de Hacienda, Pedro J. Lloret, al que acusa de los presuntos delitos de tráfico de  influencias, prevaricación administrativa, malversación de caudales y contra la integridad moral, se eleva el tono y se materializan las denuncias del Grupo Municipal Popular.

Como ha explicado el edil del Grupo Municipal Popular, Jesús Ballester, al respecto de las presuntas prácticas delictivas en la contratación de la empresa Estrategia Local “primero mi grupo pidió explicaciones en comisiones informativas, posteriormente hemos preguntado en Pleno y ante la vaguedad de las respuestas se notificó por carta al Sr. Llinares la existencia de estas presuntas prácticas corruptas y su respuesta ha sido una rueda de prensa tachándonos de mentirosos y de degradar la vida política de Altea.” “Ahora, tras tener conocimiento de que el pasado 5 de octubre se presentó una querella criminal contra el edil de Compromís, se hacen aún más necesarias las explicaciones”; ha añadido el concejal del PP.

Alguna credibilidad deberemos dar a las acusaciones realizadas por el funcionario municipal, si era el responsable de las contrataciones que venimos denunciando.

Los plazos de la justicia serán los que determinarán  si el edil de Compromís es imputado por estos presuntos delitos, pero nosotros como grupo municipal en la oposición tenemos la obligación de exigir explicaciones coherentes y una responsabilidad política.

“El Sr.  Llinares debe ser consciente de que  hay unos presuntos hechos que son la presión de un edil hacia un funcionario municipal; el cese del funcionario al no haberse sometido a la presión y el pago de un trabajo no realizado”; ha concluido Jesús Ballester.