2016-10-21-diputacion-alicante-foto

Ante les acusaciones vertidas por el Concejal de Infraestructuras, el Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Altea, a través de su Portavoz, Pedro Barber, ha desmentido rotundamente que la Diputación Provincial de Alicante haya abandonado a Altea y a sus ciudadanos.

El listado con las subvenciones recibidas en los meses de julio, agosto y septiembre procedentes de la Diputación indica que han sido 338.686,21€ los recibidos de la institución provincial destinados a diferentes proyectos; entre los que se encuentran la mejora y viabilidad peatonal, valorado en 148.000 y la mejora de la cimentación del Conservatorio por valor de 52.272€.

“Se trata de subvenciones conocidas por el edil Roque Ferrer, lo que demuestra el carácter malintencionado de sus declaraciones. Es preocupante que el Concejal de Infraestructuras del Ayuntamiento de Altea no tenga ni idea de que la competencia de la CV-775 es de la Consellería d´Habitatge, Obres Publiques i Vertebración del Territori y no de la Diputación de Alicante.  Esperamos que siendo de su mismo partido consiga que la Consellería sea quien pague la iluminación hasta Altea la Vella. El pasado 18 de octubre la Diputación ya informó al Ayuntamiento de que la autorización la tenía que enviar a Valencia, por lo que tanto código ético que reclama el tripartito en las notas de prensa y lo primero que hace Roque Ferrer es mentir a los vecinos de Altea la Vella y quedando como un ignorante.”

Pedro Barber ha concluido sus declaraciones instando al edil de Infraestructuras a que haga públicas las subvenciones para Altea procedentes del tripartito “a la valenciana” de la Generalitat para Altea en estos últimos meses.