“Desde el Grupo Municipal Popular denunciamos el caos y desconcierto generado entre los padres y madres del alumnado alteano que en el primer día de curso se han encontrado con que no conocen cuál va a ser el calendario escolar definitivo; no saben cómo, cuándo y en qué condiciones van a recibir los libros de “xarxa llibres” y lo que es aún peor, se han encontrado con aulas sin profesor”. Ha declarado el Portavoz del Grupo Municipal Popular, Pedro Barber.

El edil popular ha explicado que, la no implantación hasta el momento de la jornada continúa es un reflejo de la precipitación y falta de planificación de la Consellería de Educación dirigida por el Conseller de Compromís, Vicent Marzà. “La Consellería ha dejado para última hora uno de los trámites decisivos por los que tiene que pasar el proyecto, como es el voto a favor de una amplia mayoría de padres y madres, a los que les llega por diversas fuentes información contradictoria y sesgada sobre cuál va a ser el horario, las condiciones y las actividades que van a tener que desarrollar a diario sus hijos. Como así nos han hecho llegar algunos padres y madres que se encuentran preocupados o con importantes dudas”; ha comentado Barber.

“En el caso concreto de Altea, al caos producido por las medidas adoptadas por la Consellería, se une que los “habituales paseos por Valencia del Sr. Alcalde, Jaume Llinares, al parecer no están dando sus frutos. Hace algún tiempo anunció que era inminente la puesta en marcha de la guardería municipal y no va a ser así por el momento”; ha declarado el concejal del PP.

Pedro Barber ha recordado que “después de la firma del contrato para la finalización de la obra, hace más de un año, cuyo coste ascendía a 146.000€ a cargo de Consellería y Ayuntamiento a partes iguales y acabadas las obras en febrero pasado, ahora la infraestructura sigue cerrada y deteriorándose. Un ejemplo de ello es la rotura de una de sus imponentes cristaleras hace ya varias semanas”.

El Portavoz del Grupo Municipal Popular ha concluido sus declaraciones agradeciendo a las guarderías del municipio su profesionalidad, ya que gracias a ellas los menores de 3 años siguen teniendo garantizada su atención.