20160818_204448

A pesar del deplorable estado del campo de fútbol de Altea la Vella, clausurado por los agujeros que presenta, el Equipo de Gobierno de Compromís, PSOE y Altea amb Trellat no ha tenido a bien destinar ni un euro para su mejora y apertura a la ciudadanía. “Esta semana el Equipo de Gobierno ha hecho pública la subvención que la Diputación Provincial de Alicante ha destinado al municipio de Altea, una subvención que asciende a 240.000€. Una vez más hemos visto cómo sigue dejando de lado a Altea la Vella y la importancia que para sus jóvenes  tiene la puesta en marcha de ésta instalación deportiva”; ha declarado la edil del PP Marga Riera.

Para Riera, “ahora era el momento de demostrar a los ciudadanos de Altea la Vella que se decía la verdad cuando en campaña electoral, tanto Compromís como PSOE, aseguraron que si accedían al Gobierno una de sus prioridades sería arreglar el campo de Fútbol de Altea la Vella”. “Pero hemos visto que no, que sólo era una promesa electoral y que las palabras de Inma Orozco en Sesión Plenaria, aseverando que el arreglo del campo de fútbol no era cuestión de dinero sino de voluntad política, se han vuelto en su contra”. Ha añadido la ex responsable de Altea la Vella.

Hace ya algunos meses, el Equipo de Gobierno dijo públicamente que si conseguía una subvención de una administración superior, la destinaría al arreglo del campo de fútbol de Altea la Vella y ahora que la ha recibido, ni siquiera lo ha tenido en cuenta. “Esa es la transparencia y la veracidad con la que el Tripartito gestiona el municipio”; ha declarado la concejala popular.

Marga Riera ha recordado que el campo de fútbol de Altea la Vella tiene unas deficiencias estructurales que ya se manifestaron tan sólo unas semanas después de su inauguración, en enero de 2010 con  la presencia de la entonces Ministra Socialista de Cultura, Ángeles González Sinde. Un proyecto que corrió a cargo de uno de los Planes E y cuyo coste rozaba el millón de euros.

“Durante la pasada legislatura se arreglaron hasta en tres ocasiones los ahondamientos que presentaba el campo, aunque sabíamos que era una medida provisional que permitía a los usuarios la práctica del fútbol, al tiempo que mantuvimos varias reuniones con técnicos municipales y técnicos de la empresa que ejecutó la instalación para busca de una salida definitiva al problema. De estas reuniones nació un proyecto de mejora que al parecer ha caído en el olvido”; ha concluido Marga Riera.