A pesar del informe en contra del Interventor Municipal, el Alcalde de Altea, Jaume Llinares, sigue manteniendo en el cargo de gerente de la Empresa Pública de Desarrollo Municipal a Eloy Hidalgo, ex concejal socialista de Hacienda; ha denunciado el Partido Popular a través de su Portavoz, Pedro Barber.

Barber ha solicitado la inmediata paralización de esta contratación hasta que se clarifique la legalidad de la misma. “No se entiende el inmovilismo de Jaume Llinares en el asunto al no realizar una suspensión cautelar de la contratación”; ha añadido el edil del PP. Barber ha manifestado indignación por las presiones que la número dos de Jaume Llinares, Inma Orozco, está ejerciendo sobre la Intervención para que se cambié el informe que desacredita la citada contratación.

La contratación de Eloy Hidalgo como gerente de la EPDM es un claro ejemplo de puerta giratoria y cuya pantomima el Alcalde calificó en Pleno de “refregit” al proceso de selección establecido para su elección, en el que el tribunal estaba formado por las portavoces de Compromís, PSOE y Altea amb Trellat y no por un tribunal técnico; como así pone de relieve el informe de Intervención.

Pedro Barber ha concluido su exposición recordando que “la contratación del gerente supone un gasto anual a las arcas municipales de 60.000€. Cuantía que el PP decidió ahorrar no cubriendo la plaza y asumiendo el concejal de Infraestructuras y Empresa Pública las funciones del gerente”.