El Plan de Pago a Proveedores ha permitido poner orden en las cuentas de las administraciones e inyectar liquidez a las PYMES.

Busca facilitar la actividad económica de las empresas para que no tengan que cerrar por culpa del impago de una administración.

Imagen de previsualización de YouTube

La morosidad de las administraciones públicas se ha reducido en 877 millones de euros en el trimestre que abarca desde septiembre hasta noviembre.

El periodo medio de pago de las administraciones también se ha reducido desde 144 días hasta 129 días.

De cada 100 proveedores a los que se les ha abonado sus facturas 65 eran PYMES, 35 personas físicas y 1 gran empresa.

En sus tres fases El Plan de Pago a Proveedores ya ha inyectado más de 70.000 millones, especialmente a PYMES.

Según la asociación de autónomos los planes han salvado la actividad de más de 140.000 autónomos y PYMES y han protegido en torno a 400.000 empleos.

El Gobierno está tomando todas las medidas necesarias para acabar con la morosidad de las administraciones y reactivar la economía de nuestro país.