El presidente del Gobierno explicará en el Congreso de los Diputados, a iniciativa propia, el Plan Nacional de Reformas.

El Gobierno está trabajando en la dirección correcta: hace un año España estaba abocada al rescate, hoy es un país que cumple.
Hace un año, España era incapaz de cumplir con sus compromisos de pago y el Estado de Bienestar estaba al borde del colapso. Ahora, España ha recuperado la confianza como país serio y responsable, clave para volver a crecer y crear empleo.

Hay que perseverar hacia el crecimiento: con una política económica rigurosa que está permitiendo dejar detrás los peores augurios.
El eje del Plan Nacional de Estabilidad y el Plan de Reformas dan continuidad a las medidas clave para la creación de empleo y el crecimiento económico. El Gobierno está tomando las medidas que necesita España para que los ciudadanos puedan ver en un futuro inmediato la salida de la crisis.

El Gobierno trabaja con unas previsiones prudentes con el objetivo de superarlas, con esfuerzo y credibilidad.
Aunque no se perciban los resultados en el día a día de las familias, pronto recogeremos el fruto de las reformas que se están aprobando.
Si se retomaran las políticas del PSOE, España ya estaría intervenida y sufriendo medidas aún más dolorosas para el conjunto de la población.

Después de ocho años de improvisaciones: por fin un Gobierno está tomando las medidas correctas para salir de la crisis.
El plan del PSOE contra la crisis es tomar las mismas medidas que llevaron a España al colapso económico y al descrédito internacional.
Desde que llegó al Gobierno, el Partido Popular no ha parado de trabajar para que España salga adelante.

En un año se han puesto los cimientos: ahora es el momento de prepararse para la recuperación.
Los buenos resultados en el plano macroeconómico pronto se traducirán en empleo y oportunidades para los ciudadanos.
Es muy difícil superar en año y medio los grandes desequilibrios de la economía, y más en un contexto de recesión.
Las dramáticas cifras que todavía dejan los índices de paro obligan al Gobierno a trabajar aún más para darles la vuelta.

Fuente: www.pp.es