El Pleno del Ayuntamiento de Altea ha aprobado esta mañana por unanimidad una moción conjunta de todos los grupos políticos con representación municipal para suprimir la paga extra de Navidad, o su equivalente, del Alcalde y Concejales del Ayuntamiento.

La moción ha sido leída por el Alcalde de Altea, Miguel Ortiz, y el texto explica que la supresión de la paga extra de Navidad para los funcionarios públicos “supone un sacrificio de especial intensidad” y añade que “razones de Justicia justifican que estas medidas se extiendan a todos los servidores públicos, con independencia de la naturaleza de la entidad de la que dependen y su Estatuto”. En este sentido, la moción señala que la medida responde “al principio de necesaria solidaridad que debe imperar en estos momentos en todos los ámbitos sociales y políticos, a fin de compartir el esfuerzo”.De hecho, los portavoces de todos los grupos políticos han coincidido en la necesidad de que los políticos se solidaricen con los empleados públicos.

Concretamente, el texto recoge que se van a “reducir las retribuciones del Alcalde y Concejales en las cuantías que les corresponda percibir en el mes de diciembre, como consecuencia de la supresión de la paga extraordinaria o equivalente” y señala que “en aquellos casos en que no se contemple expresamente en su régimen retributivo la percepción de pagas extraordinarias, se reducirá una catorceava parte de las retribuciones totales anuales”.

Asimismo, la moción añade que todas las cantidades ahorradas por este concepto, se van a destinar a “sanear el Remanente Negativo de Tesorería, para la reducción del déficit público y, en caso de ser posible, a incrementar las partidas destinadas a planes de empleo y formación, o ayudas sociales destinadas a personas en situación de emergencia o extrema necesidad”.