El Alcalde de Altea asegura que lo más importante es implicar a las familias, a los trabajadores y a los comerciantes alteanos en este proyecto común

El Alcalde de Altea, Miguel Ortiz, aborda el inicio del nuevo curso político defendiendo que los sacrificios del presente son necesarios para garantizar un futuro sostenible. En la entrevista que ha concedido a ‘Alteadiario’, Ortiz muestra su convencimiento de que la actual crisis económica pasará y de que Altea debe prepararse para poder ser una de las grandes beneficiadas cuando llegue ese día después.

P.- ¿Cómo ve la incidencia de la crisis económica en el estado actual de Altea?

R.-Desde el comienzo de esta legislatura, hemos tenido que adaptarnos a la realidad económica del Ayuntamiento con medidas duras y difíciles, como el Plan de Saneamiento y Reactivación Económica que aprobamos el pasado mes de noviembre. Somos muy conscientes de los sacrificios que han supuesto para todos estas medidas. Pero todas ellas han respondido a una ‘hoja de ruta’ que nos marcamos desde el primer día, en la que planificamos las medidas necesarias para afrontar la actual crisis económica.

Tenemos muy claro que para superar la crisis es necesario mantener y cumplir el Plan de Saneamiento. Porque la actual situación requiere de un trabajo serio, responsable y planificado, como el que estamos llevando a cabo.

P.- ¿Qué tiene que hacer Altea para afrontar esta situación?

R.- Gracias a todos estos sacrificios a los que hecho referencia, las familias, los comercios, los trabajadores y los empresarios, con el Ayuntamiento a la cabeza, saldremos de la crisis. La crisis tuvo un principio y tendrá un final. Y es precisamente ahora, en nuestro presente más inmediato, cuando debemos prepararnos a conciencia para el día después de la crisis.

Porque la crisis pasará y los que estén mejor preparados serán los que protagonicen la recuperación económica y serán los primeros en volver a la senda del progreso. Y los alteanos no podemos perder ese tren. Tenemos que estar preparados para subirnos al tren de la recuperación en el mismo momento en que se ponga en marcha.

P.- ¿Cómo puede recuperar Altea su papel de referencia en la Comunidad Valenciana?

Para todos es indiscutible que Altea tiene que estar a la vanguardia de los municipios de la Comunidad Valenciana. Tiene que estar preparada para que cuando vuelva el crédito, el consumo y la reactivación económica seamos los primeros en beneficiarnos. Y para prepararnos para ese futuro del día después de la crisis es necesario contar con la colaboración de la Diputación de Alicante, la Generalitat Valenciana y el Gobierno Central. Lo más importante es implicar a las familias, a los trabajadores y a los comerciantes alteanos en este proyecto común.

Asimismo, Altea debe apostar por un modelo de turismo propio, que aglutine los sectores residencial, comercial, gastronómico, náutico y de naturaleza. Una unión en torno a la calidad de vida, los buenos servicios y el gusto por las cosas bien hechas.

Tenemos que conseguir que Altea sea apetecible; cómoda para los residentes y atractiva para los turistas. En definitiva, tenemos que recuperar la Altea de las pequeñas cosas, de los rincones bonitos, de la gente hospitalaria y acogedora.

P.- ¿Los trabajos para la reforma del Plan General de Ordenación Urbana van a influir en el desarrollo de este nuevo modelo de desarrollo?

R.- Por supuesto. Necesitamos mejorar el aparcamiento y los accesos al casco urbano. Pero también es vital que creemos más espacios públicos, zonas verdes, peatonales y que los ciudadanos recuperen la calle. Para que los niños puedan jugar, los mayores pasear y, sobre todo, para que los posibles visitantes y turistas prefieran venir a Altea, a disfrutar y consumir, antes que ir a otros lugares.

Sólo con que fuéramos capaces de atraer a los miles de residentes de nuestras urbanizaciones y de nuestra comarca, los comercios y restaurantes alteanos aumentarían su facturación de forma considerable.

Tenemos importantes productos que ofrecer. Hace falta que coordinemos nuestras fuerzas y que todos los sectores integremos la marca ‘Altea’. Juntos, ocuparemos un espacio único y privilegiado en el conjunto de los destinos turísticos europeos.

P.- ¿Qué papel desempeña el pacto de gobierno con CIPAL en esta apuesta de futuro?

R.- Juntos conseguiremos, y ya estamos trabajando en ese camino, el equilibrio social, ecológico, pero también económico, necesario para lograr un desarrollo sostenible, que impulse la recuperación económica de Altea y los alteanos.

P.- ¿Cómo ve el futuro más inmediato de Altea?

R.- Quiero conseguir el mejor presente para los alteanos, mirando al futuro, sin olvidar nuestro pasado. Tenemos que mirar el futuro con valentía y no debemos dar por perdida ninguna generación. Porque el futuro es de todos los alteanos y alteanas. Porque nuestro mejor aliado es nuestro capital humano.

Está claro que el futuro será muy diferente al pasado que todos hemos conocido. Por eso mismo, tenemos que sortear esta situación, de la mano del trabajo y del sentido común. Asumiendo la realidad y construyendo los cimientos de un futuro sostenible. Y las herramientas para ello serán la responsabilidad y el crecimiento sostenible. De este modo, estaremos preparados para sobrevivir a la situación actual y subirnos a la nueva ola del crecimiento económico, cuando ésta se produzca. Ad.

Fuente: Altea Diario