El Gobierno ha diseñado las líneas maestras de la futura Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) que se aprobará a finales de año.

– El Gobierno está decidido a obtener el máximo consenso entre la comunidad educativa y los partidos para que esta reforma educativa sea la definitiva.
– Hoy, como primer paso, el ministro Wert se reúne con los sindicatos para presentarles el borrador de la reforma.
– Esta reforma, orientada a la educación primaria, secundaria y superior, se irá aprobando de forma progresiva durante los próximos tres años.

La reforma tiene el objetivo de acabar con el insostenible fracaso escolar que han dejado las medidas parche del Gobierno socialista.
– La política educativa del Gobierno socialista ha dejado a España con el mayor fracaso escolar de Europa: tres de cada diez alumnos no acaban la escuela.
– El 30% de los estudiantes universitarios no acaba su carrera, lo que, además, supone un coste a los españoles de 3.000 millones de euros.

La reforma prevé medidas orientadas a la excelencia de centros y alumnos de cara a la enseñanza superior y al mercado laboral:

Los estudiantes pasarán por tres pruebas para evaluar tanto sus conocimientos, como el centro educativo.
– Las pruebas tendrán lugar al final de cada ciclo formativo (primaria, secundaria y bachillerato) y si no la pasan tendrán que repetir curso.
– El objetivo será evaluar no sólo al alumno, sino también al centro educativo y analizar las diferencias que hay entre CCAA.
– Para calcular la nota final se tendrá en cuenta en un 60% la media de toda la etapa educativa y en un 40% la calificación de la prueba.
– La última prueba sustituirá a la Selectividad y se permitirá que las universidades establezcan sus propias pruebas para escoger a los alumnos.

Los alumnos podrán elegir antes las vías del tipo de formación que quieren.
– Hasta ahora esta elección se tomaba al final de la secundaria, con 16 años.
– La reforma la adelantará como mínimo un año y en ocasiones, dos.
– 4º de ESO se concebirá como un curso de iniciación al bachillerato.

Se refuerza la enseñanza de las asignaturas básicas y los idiomas.
– Matemáticas, Lengua e Inglés aumentarán su carga lectiva al menos un 25%.
– Se refuerza así la enseñanza del inglés, especialmente.

Desaparece Educación para la Ciudadanía en primaria.
– Sólo se mantendrá, de momento, en un curso de Secundaria.

Los estudiantes universitarios que necesiten una beca tendrán que corresponder con su esfuerzo.
– Los alumnos universitarios tendrán que aprobar el 50% de los créditos en los que se matriculen para conservar sus becas salario.
– Hasta ahora, los alumnos becados solo tenían que justificar que se presentaban a un tercio de los exámenes.

 

Fuente: www.pp.es