Cuando están a punto de cumplirse nueve meses de la celebración de las pasadas elecciones municipales, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Altea sigue con la hoja de ruta que se marcó desde el primer momento, con el objetivo de hacer frente a la actual crisis económica, sin mermar las prestaciones que el Consistorio ofrece a todos los alteanos.

El ‘Plan de Saneamiento y Reactivación Económica’, aprobado por Partido Popular y Cipal el pasado mes de noviembre, respondió a la urgente necesidad de adaptar el Ayuntamiento a la realidad económica de Altea. Una finalidad que debía encajar con el mantenimiento de los servicios básicos a los alteanos, para que no vieran perjudicadas sus prestaciones. Los recortes y ajustes presupuestarios que se han llevado a cabo, a raíz de la puesta en marcha del ‘Plan de Saneamiento’, han ido acompañados de una batería de medidas para garantizar y aumentar, incluso, la calidad de vida de todos los alteanos. Y todo ello ha sido gracias a la gestión del equipo de gobierno, que ha sabido optimizar los recursos y encauzar las diferentes subvenciones recibidas por parte de las administraciones supramunicipales, como la Diputación de Alicante o la Generalitat Valenciana.

Si hace escasamente dos semanas, se procedió a la inauguración del Centro Cultural Juvenil, sufragado íntegramente por la Corporación Provincial, y a la apertura de la nueva sede de ‘Integra’, para familias con niños con Transtorno General del Desarrollo, la semana pasada Altea acogió la puesta en marcha del Consultorio Médico de la Cofradía de Pescadores, la apertura de la restaurada Calle La Tella, y la nueva red de colectores y alcantarillado de las urbanizaciones Alhama Spring y Jardines de Alhama.

El miércoles, el Alcalde de Altea, Miguel Ortiz, junto con la diputada provincial del Ciclo Hídrico, Mónica Lorente, y la concejala de Urbanismo, Carolina Punset, visitaron las obras de construcción de la red de colectores y alcantarillado en las urbanizaciones de la Sierra de Altea Alhama Springs y Jardines de Alhama. Un proyecto que ha supuesto una inversión de 190.000 euros, financiada al 50% por la Diputación de Alicante; otro 40% por la Generalitat Valenciana;  y el 10% por el Ayuntamiento de Altea. Las obras permitirán la eliminación de fosas sépticas y que las aguas residuales de las urbanizaciones sean tratadas en la Depuradora de Altea, situada junto al río Algar. Durante la visita, Miguel Ortiz remarcó que “esta actuación supondrá un importante ahorro económico, una mejora  de la calidad de vida de los residentes, y un incremento de la calidad medioambiental de todos los vecinos de Altea”. Según explicó Ortiz, dichas obras “suponen hacer una Altea más atractiva para los turistas y residentes, que es uno de los objetivos del equipo de gobierno para esta legislatura”.

En este mismo sentido, Mónica Lorente detalló que las obras consisten en un colector de saneamiento que usa los materiales más avanzados del mercado, y con ellas se cumple el objetivo de su departamento, que consiste en “el ahorro, la eficiencia y eficacia, ofreciendo un servicio básico a los residentes y garantizando el compromiso de cumplir con nuestra finalidad de vertidos cero y contaminación cero”. Por su parte, Carolina Punset aseguró que el proyecto “responde al compromiso del equipo de gobierno con los residentes de la Sierra de Altea, que desde hace décadas tenían infraestructuras deficientes y les faltaba por completar el servicio de aguas residuales”. Asimismo, Punset añadió que, “gracias a estas obras, se podrán conectar a  la red de saneamiento de aguas 160 viviendas de las dos urbanizaciones, y se crea un punto de conexión para que otras urbanizaciones cercanas puedan conectarse en el futuro”.

Al día siguiente, jueves, tuvo lugar la apertura al público del Consultorio Médico de la Cofradía de Pescadores, después de que la Conselleria de Sanidad haya financiado la primera fase de sus obras de mejora, con una inversión de 15.000 euros. Además de la Generalitat, han colaborado Caixaltea, que ha aportado 6.000 euros, la Cofradía de Pescadores, Autoservicio de la Construcción y Roca-Big Mat. El Alcalde de Altea visitó las obras junto con el Gerente del Área de Salud de la Marina Baixa, José Antonio Viudas, y la Directora de Atención Primaria del Área de Salud de la Marina Baixa, Remedios Alarcón. Las obras se han centrado en la rehabilitación de la fachada y en la instalación de una rampa para facilitar el acceso a los discapacitados. Ortiz adelantó que se están manteniendo conversaciones con los responsables del Área de Salud de la Marina Baixa con el objetivo de ampliar el número de usuarios del Consultorio de Sant Pere, para que en el futuro el Consultorio preste servicio a los vecinos del Paseo de Sant Pere y de Cap Blanch. Al hilo de esta argumentación, el Primer Edil hizo hincapié en que “se están haciendo todas las inversiones posibles y la mejor distribución de los euros que recauda el Consistorio, para que todos los alteanos sepan dónde se destina hasta el último euro que entregan al Ayuntamiento de Altea”. Por su parte, el concejal de Atención Sociosanitaria, Gregorio Alvado, avanzó que “estamos a la espera de que a finales de este mes se apruebe la segunda fase en la Conselleria de Sanidad, que está estimada en 80.000 euros”.

Y ya por último, el viernes, Miguel Ortiz, y el secretario autonómico de Infraestructuras de la Generalitat, Victoriano Sánchez, procedieron a la apertura al tráfico de la Calle La Tella, después de dos meses de trabajos que han permitido reparar los desperfectos de la calle. Unas obras financiadas por la Generalitat Valenciana, a través del ‘Plan Confianza’, con una inversión de más de 300.000 euros. La iniciativa ha supuesto la construcción de un muro de contención ya que, debido al paso de camiones y a la mala cimentación, se había producido un deterioro del asfalto y el hundimiento del terreno. También se ha construido una rampa para  facilitar el acceso a la Ciudad Deportiva de las personas discapacitadas. Respecto a esta obra, el Alcalde de Altea señaló que “quizá no sea una obra muy llamativa, pero es muy importante para nosotros, porque mejora el día a día de los alteanos”, mientras que Victoriano Sánchez manifestó que el ‘Plan Confianza’ de la Generalitat,  “ha ayudado a poner en marcha 1.072 obras en toda la Comunidad Valenciana, creando 30.000 empleos y ayudando a empresas valencianas”. B.V.

Fuente: AlteaDiario