20120128-121145.jpg

El pasado viernes el Alcalde de Altea, Miguel Ortiz, junto con la concejala de Cultura y responsable de Altea la Vella, Marga Riera, y la edil de CIPAL Carolina Punset, visitaron las instalaciones de la Biblioteca Municipal de Altea la Vella, que han sido trasladadas a las dependencias de la Extensión Administrativa, donde también se encuentran el Consultorio Médico y la Oficina de Atención al Ciudadano.

La iniciativa va a suponer un ahorro de cerca de 20.000 euros anuales, tal y como aseguró Miguel Ortiz durante la visita a la Biblioteca, que ya se encuentra a pleno rendimiento, desde el pasado martes, 17 de enero. Ortiz recordó que dicho proyecto ya estaba incluido dentro del ‘Plan de Saneamiento y Reactivación Económica’, aprobado por el Ayuntamiento de Altea, y que incluye toda una serie de medidas de reubicación y reorganización de distintos departamentos del Ayuntamiento de Altea, que ya se han puesto en marcha en su práctica totalidad durante este mes de enero, salvo algunas excepciones.

Miguel Ortiz hizo hincapié en que, con el traslado de la Biblioteca, entre alquileres, agua, luz, seguros, alarmas, etc. se calcula que el Ayuntamiento va a ahorrar cerca de 20.000 euros anuales. Asimismo, resaltó que “a este ahorro hay que sumar la mejora notable del servicio, porque se traslada a un edificio público, donde se centralizan los distintos servicios que presta el Ayuntamiento, como la Oficina de Atención al Ciudadano, la Delegación de la Tenencia de Alcaldía del Ayuntamiento, y el Consultorio Médico”. Ortiz también añadió que, además, “es mucho más accesible por el aparcamiento, lo que va a posibilitar la mayor utilización de la Biblioteca”.

Asimismo explicó que, no sólo se respetan los requisitos que establece la Ley para una Biblioteca pública, sino que se aumentan. Aumenta en tamaño, porque la superficie exigida por Ley es de 150 metros cuadrados, y ahora la Biblioteca dispone de alrededor de los 200 metros cuadrados; y al mismo tiempo, se supera también el horario de apertura al público, en más de 10 horas. El Primer Edil también se refirió a una de las quejas que venía recibiendo la Biblioteca, sobre el uso compartido del espacio para los lectores adultos y los niños. En este sentido, remarcó que “ahora, la ventaja de tener dos plantas, es que se han podido separar todo lo que son consultas y biblioteca infantil en una planta, y la biblioteca de adultos en la planta superior, además de contar con una Sala de Juntas para distintas reuniones”.

Por todo ello, el Alcalde de Altea destacó “la labor que está realizando la concejala de Cultura y responsable de la delegación de Altea la Vella, Marga Riera, por haber realizado este cambio de servicio en un tiempo récord, ahorrando dinero al Ayuntamiento y aumentando la prestación de servicios a todos los vecinos de Altea la Vella”.

Por su parte, Marga Riera, manifestó que el traslado se ha llevado a cabo en menos de dos semanas, “y todo ha sido gracias al esfuerzo e implicación del Departamento de Infraestructuras, de la Biblioteca Pública Municipal y de su personal y a la disposición que han mostrado los funcionarios responsables de la Oficina de Atención al Ciudadano”. Por último, Riera afirmó que “a partir de ahora vamos a impulsar el conocimiento de la Biblioteca, invitando a los colegios públicos de Altea y de Altea la Vella a que la conozcan. Sobre todo, al colegio público de la Olla y al de Altea la Vella, que son los que más uso hacen de estas instalaciones”.

B.V.

Fuente: AlteaDiario