Las comunidades gobernadas por el Partido Popular abrazan la cultura de austeridad, transparencia y buen gobierno:

Con su Plan de austeridad, el Gobierno de La Rioja ahorrará más de 40 millones de euros en un año, con la reestructuración administrativa como principal medida.

  • Con la reordenación de las empresas públicas, Cantabria tiene previsto ahorrar 30 millones de euros.
  • La Junta de Castilla y León ha racionalizado el gasto corriente de la administración ahorrando 136 millones de euros.
  • Baleares reestructurará el sector público empresarial y recortará aquellas subvenciones que no tengan una clara finalidad social.
  • Murcia gastará en 2012 un 10% menos que el año anterior y destinará el 83% de sus cuentas a políticas sociales.
  • La Comunidad de Madrid ha diseñado un presupuesto austero con el que destina 8,6 euros de cada 10 a políticas sociales.
  • La Generalitat valenciana ha eliminado 40 entes públicos y vinculará los sueldos de los altos cargos del Gobierno y de las empresas públicas al déficit de 2012, mientras mantiene la inversión en servicios básicos como Educación.
  • La Xunta de Galicia ahorrará más de 60 millones de euros entre asesores, coches oficiales y la reducción de la administración.

Los gobiernos del Partido Popular acaban con las prácticas de despilfarro de los Gobiernos socialistas:

  • El Gobierno de Castilla La-Mancha ha subastado 68 coches oficiales y limita el gasto en dietas y el equipo de gobierno ha renunciado a las pagas extras.
  • Aragón incluye en su plan de austeridad la supresión del 25% de los altos cargos de la Diputación General y el 40% de los asesores del Ejecutivo.
  • Extremadura ha reducido a la mitad los altos cargos y ha suprimido los coches oficiales.