El Pleno del Ayuntamiento de Altea ha rechazado, con los votos de todos los grupos de la oposición, el Plan de Saneamiento económico presentado de manera unilateral por el equipo de gobierno socialista. Todos los grupos de la oposición han coincidido en la necesidad de estudiar en profundidad el documento presentado por Andrés Ripoll y Eloy Hidalgo, y han lamentado la “falta de consenso” en un tema trascendental para la recuperación económica del consistorio alteano que, además, abarca un plazo de quince años, y consecuentemente, afecta a varias legislaturas.

 

En este sentido, el candidato del Partido Popular, Miguel Ortiz, ha calificado de “irreal, fantasioso, ficticio e incoherente” el proyecto propuesto por Andrés Ripoll y Eloy Hidalgo, y ha añadido que “el Ayuntamiento de Altea no puede continuar más años gastando más de lo que ingresa, porque si sigue así, se va a convertir en una carga insoportable para su recuperación económica”. Miguel Ortiz ha recordado que la situación económica del Ayuntamiento de Altea después de estos 4 años de gobierno es de “bancarrota” y ha recordado que el informe del propio Interventor Municipal “no sólo habla de una situación teórica de quiebra técnica, sino de una situación real de suspensión de pagos a corto plazo”.

 

Asimismo, Ortiz ha explicado que “la falta de control del gasto público, el progresivo y alarmante aumento de la deuda municipal, y el aumento de los impuestos y tasas a los ciudadanos, constituyen una lacra para las familias y comercios alteanos, impidiendo que la economía local pueda despegar, además de poner en peligro la viabilidad de los servicios públicos a corto y medio plazo”.

 

Por todo ello, el candidato del PP ha puesto de manifiesto que “los ciudadanos demandan y exigen un cambio de rumbo en el funcionamiento de las Administraciones Públicas en general, y del Ayuntamiento de Altea en particular”. Un cambio que, tal y como ha señalado,  “precisa la adopción de una serie de medidas urgentes y efectivas, con el objetivo de sanear las cuentas municipales, convertir al Ayuntamiento en el motor económico de Altea y reactivar la economía alteana”.

 

Esta serie de medidas incluiría:

 

1.-Elaboración del Presupuesto 2011 y siguientes, con superávits reales

2.-Reducción de los gastos de Personal.

3.-Se reducirán las retribuciones de los altos cargos, sueldos de Alcalde y concejales, un mínimo del 10 %. En dicha proporción se reducirán las retribuciones de las dedicaciones exclusivas y del personal de confianza, así como las dietas e indemnizaciones por pertenencia o asistencia a las Comisiones y Plenos.

4.-Reducción del personal de confianza y dedicaciones exclusivas de concejales de un mínimo del 20 %.

5.-Control del gasto telefonía móvil de  concejales y personal de confianza, limitándolo a los horarios de trabajo efectivo, con lo que se reduciría la factura un 50%.

6.-Reducción drástica de las contrataciones de personal externo y asesores, de un mínimo de un 50%.

7.-Reducción de los gastos corrientes, de un mínimo de un 10%.

8.-Reducción del gasto financiero un 20 % anual.

9.-Priorización de las asociaciones culturales y deportivas alteanas en las  trasferencias corrientes sobre el gasto corriente.

10.-Reducción de los pasivos finacieros un 20 % anual.

11-Unificación de concejalías, en función del trabajo existente en cada una de ellas, con lo que se podría aumentar la productividad del personal en cada una de ellas.

12.- Aumento de los ingresos mediante la reducción de impuestos. Disminuir la carga fiscal de las familias y comercios alteanos es generar empleo y riqueza, que luego repercute positivamente en las arcas municipales.

13.- Acometer una Revisión a la baja de los valores catastrales del municipio para ajustarlos a la realidad actual del mercado, evitando así el agravio que sufrimos los alteanos con respecto a otros municipios por culpa del ‘Catastrazo’.

14.- Hasta que se produzca dicha revisión a la baja, rebajar anualmente los tipos impositivos del IBI, de manera que los recibos no suban un solo euro, implantando el IBI SOCIAL para las personas con menos recursos.

15.- Reducción del Impuesto de Vehículos para los nuevos vehículos que se matriculen en Altea.

16.- Reducción del Impuesto de Actividades Económicas para nuevas empresas y comercios que se establezcan en nuestro pueblo.

17.- Reducción de las tasas por licencias de apertura.

18.- Reducción del Impuesto de Construcción para obras de Rehabilitación en Viviendas.

19.-Reducción de las tasas por ocupación de vía pública. Las terrazas generan riqueza y empleo, y nos guste mucho o poco, de momento son uno de los pocos lugares donde los fumadores todavía no se sienten perseguidos.

20.-Aumento de las inversiones con cargo a otras administraciones públicas.

 

 

PP Altea