Andrés Ripoll merma la calidad de la enseñanza en el Conservatorio Municipal Profesional de Altea despidiendo a 5 profesores del mismo, con el consiguiente perjuicio para los alumnos y, al mismo tiempo, incrementa las tasas que se abonan tanto por matricula, como por asignatura. Se crean además nuevos pagos como el de las pruebas de acceso al grado medio.

La semana pasada el concejal de Hacienda y el de Cultura dieron a conocer la propuesta de aumento de tasas que el equipo de gobierno va a llevar a Pleno sobre la ordenanza que regula el precio público de dichas tasas en el Conservatorio Municipal, que va a obligar a los padres a tener que realizar un importante desembolso si quieren que sus hijos sigan con las enseñanzas musicales.

Como es habitual, sin consenso alguno y de forma unilateral, decidieron que hay que echar a cinco trabajadores a la calle y que los padres pasen de pagar 129,82€ al trimestre, a que algunos tengan que pagar 310.86€ trimestralmente, más los importes correspondientes por matricula al inicio del curso.

Esta es una muestra más de la forma de gestionar de Andrés Ripoll, ahora ni siquiera envía cartas de despido a los trabajadores. El pasado lunes día 13 se les comunico verbalmente que prescindían de sus servicios y hasta hoy no tienen ninguna noticia más.

El día 1 de Julio en sesión plenaria aprobamos por mayoría de los grupos políticos de la corporación, con los votos del PP, CIPAL y Paca Sevila, una serie de medidas para reducir el gasto en este Ayuntamiento. Entre ellas, la de constituir una comisión con todos los partidos políticos con representación en el Ayuntamiento que trataría de consensuar una relación priorizada de los gastos que no fueran estrictamente necesarios. Pero una vez más, el Alcalde de Altea hace caso omiso de los acuerdos plenarios. Parece mentira que Andrés Ripoll, ahora quiera que la educación se autofinancie. En educación el único beneficio posible es el futuro de nuestros hijos.

Este equipo de gobierno toma decisiones siempre encaminadas a gravar más el bolsillo del ciudadano, eso sí, sin perjudicar para nada sus dedicaciones exclusivas y sus teléfonos móviles a cargo de todos los alteanos. Desde el partido popular,  les exigimos que, si les queda algún atisbo de consenso, escuchen a padres y profesores y que rectifiquen planteando nuevas propuestas.

Mari Pepa Rostoll

Portavoz Adjunta Grupo PP